Colchones de cuna. Guía para una buena elección.

En primer lugar a la hora de elegir un colchón de cuna hay que cerciorarse de la medida a elegir para que se adapte a la cuna, cosa que en principio no debería suponer mucho problema porque las cunas están hechas en medidas estándard, aunque siempre está bien asegurarse.

Lo ideal es que entre el colchón y la cuna no quepa más de un dedo aproximadamente para poder cambiar las sábanas con facilidad pero sin peligro para el niño.

En España las 2 medidas más comunes de cuna son 60 x 120 cm y 70 x 140 cm. Los fabricantes de colchones de cuna hablan de esas 2 medidas, pero en realidad tienen un poco menos de ancho y largo para que quede perfectamente acoplado en la cuna, quedando esa pequeña holgura citada anteriormente.

Una característica importante que debe tener un colchón de cuna es que éste debe tener firmeza pero no rigidez, evitando así que se hunda el cuerpo del bebé o su cabeza, permitiéndole girarla. La firmeza del colchón mantendrá la espalda del bebé recta evitando futuros problemas.

El colchón de cuna se debe apoyar sobre una base o somier que generalmente suelen ser de láminas, dando aún más firmeza al conjunto.

Otro aspecto importante para la elección de un buen colchón de cuna es que esté fabricado con productos hipoalergénicos.

Hay muchos tipos de colchones de cuna en el mercado. Vamos a analizar los más comunes y ver sus ventajas e inconvenientes:

– Colchón de cuna de muelles: Este tipo de colchón es el más antiguo en el mercado. La calidad del colchón dependerá del tipo de muelle usado y la cantidad de los mismos. Tiene un inconveniente importante: el colchón tiende a deformarse con el paso del tiempo, según el bebé va creciendo, no recomendando su uso con la llegada de un segundo bebé. Además no suelen ofrecer un buen apoyo ergonómico debido a las diferentes zonas de presión del cuerpo del bebé haciendo que pueda hundirse más en unas zonas que en otras. En el norte de Europa este tipo de colchones han sido desechados por estos motivos no siendo recomendable su uso.

– Colchón de cuna de látex: Hay muchos tipos de látex, pero si este es de calidad, ofrece al bebé una buena firmeza pero en contrapartida desprende un exceso de calor al cuerpo del bebé haciendo que pueda llegar a sudar. Este tipo de colchones debe además ser ventilado frecuentemente ya que absorbe la humedad desprendida por el cuerpo llegando a proliferar hongos y bacterias. Además hay que añadir que hay bebés que tienen (como algunos adultos) alergia al látex.

– Colchones viscolásticos: disminuye la presión y distribuye el peso uniformemente por toda la superficie ofreciendo un buen apoyo. Dan demasiado calor aumentando la sudoración.

– Colchones con compuestos de fibra de coco: Estos colchones pueden combinarse con muelles, viscoelástica, látex.. La principal ventaja es que aportan una protección extra al absorber la humedad y tener una buena transpirabilidad y evitar la proliferación de hongos, bacterias y ácaros. El inconveniente es que no ofrece un buen apoyo, ya que no recupera al 100% su forma.

– Colchones de espuma de memoria: Buena opción ya que ofrece un gran confort superior porque cada parte del cuerpo es soportada por el colchón en función del peso, de la temperatura y de la presión ejercida; de esta manera se evitan posturas no naturales durante el descanso. Este material recupera su forma original, incluso si doblamos el colchón. Es una buena opción para el descanso del bebé.

Existen más tipos de colchones en el mercado, aunque hemos analizado los más comunes.

Un aspecto importante a tener en cuenta para el descanso del bebé es que no haya fluctuaciones de temperatura, por lo que es mejor evitar aquellos colchones que no tengan una buena transpiración o que proporcionen exceso de calor, ya que entorpecerán el descanso del bebé.

Una buena solución es el colchón seleccionado por nordicahome.com, el colchón de cuna Temprakon, ya que posee los aspectos más importantes y fundamentales para un excelente colchón:

– Hipoalergénico. Apto para bebés con alergias y asma. Certificaciones.

– Colchón de espuma de memoria. Una Buena opción ya que ofrece un gran confort superior porque cada parte del cuerpo es soportada por el colchón en función del peso, de la temperatura y de la presión ejercida; de esta manera se evitan posturas no naturales durante el descanso.

– Sistema antiahogo. La parte superior del colchón tiene un moldeado en forma de huevitos, que evita que la cara del bebé se hunda, manteniendo en todo momento una vía de respiración. Es el único colchón del mercado en España que lo tiene.
– Funda con tecnología Temprakon, que regula constantemente el cuerpecito del bebé, evitando el exceso de calor o sudoración, así como cualquier sensación de frío. La funda es lavable hasta 60 º C.

Es por ello que sea considerado uno de los mejores colchones del mercado mundial.

Post author

There are 5 Comments

  1. Posted by Carmen

    Hola, estoy interesada en comprar el colchón temprakon para mi bebe, pero tiene que ser para una cuna convertible de 130×80. podría pedirlo de estas medidas? Espero su respuesta. Muchas graciaas!

  2. Posted by Alaitz

    Estoy intereseda en comprar 1colchon temprakon,donde puedo hacerlo?

  3. Posted by David FP

    Puede hacerlo en nuestra tienda en el siguiente enlace: http://www.nordicahome.com/colchon-cuna-baby-temprakon-p-35.html

  4. Posted by Karina

    VIVO EN MÉXICO DF,Y ME INTERESA COMPRAR UN COLCHÓN PARA LA CUNA DE MI NENA

  5. Posted by Ariadna

    Buenos días:

    Me gustaría saber la diferencia entre la viscoelastica y la espuma de memoria. Yo pensaba que era lo mismo…Gracias

Leave a Reply